10 oct. 2013

Prensa - Notas de BRONCE



Entrevista a Claudio Perrin en Rosario 12
por Leandro Arteaga


En el blog Cine Historietas & radio


Entrevista sobre Bronce en Replay Revista
por Candela Bianchi


Entrevista a Claudio Perrin en ¿Cómo acabar con la Cultura?
por Sebastián Trillini

http://acabarconlacultura.com.ar/?p=496

Entrevista a Claudio Perrin en el Diario El Ciudadano
por Daniela Barreiro

http://www.elciudadanoweb.com/420667/

Crítica de BRONCE en Espacio Cine
por Fernando Varea

http://espaciocine.wordpress.com/2013/10/07/bronce/

8 may. 2013

UMBRAL - Estreno 2017

Hacer cine es nuestra manera de hacer memoria

 UMBRAL / ESTRENO / 2017
Dedicada a la memoria de David Moreira. 
Quien murió a la edad de 18 años después de ser linchado por una multitud tras un intento de robo el 22 de Marzo del 2014 en el barrio Azcuénaga de la ciudad de Rosario, Argentina. 
Esta película fue financiada a través de un crowdfunding. 
Agradecemos a todos los que confiaron en este proyecto y con su aporte hicieron posible UMBRAL. 
El financiamiento colectivo es una forma posible de producción independiente.



10 ene. 2013

El cine de mi infancia

En el cine de mi barrio (América- San Martín 3227- Zona sur de Rosario), cuando era un niño, comencé a soñar con el cine.
Fue un germen que años más tarde crecería con más ímpetu. 
En esa época de la infancia en la que tendría entre ocho y diez años, muchas veces iba solo al cine, pues a mis amigos no les interesaba ver películas.
Entrar al cine era entrar a “El Paraíso”. Un lugar donde esas historias y aventuras maravillosas tomaban forma, entidad, y quedaba a sólo cuatro cuadras de mi casa.
La absoluta soledad de la enorme sala (1.400 butacas), exaltaba mi imaginación y vivía el mundo que me proponían las películas.
En el Cine América nació mi deseo de filmar.
Mi afán de aventurero y el deseo de conocer el mundo, (en mi familia se viajaba muy poco por cuestiones económicas que intuyo luego, derivaron en una costumbre), se saciaba con el cine.
Por esa ventana maravillosa podía estar en cualquier lado y vivir las experiencias más fabulosas. Me sumergía y embebía en historias que no podía vivir en la realidad.
Era tal la excitación que me provocaban, que a la salida jugaba a representar lo que había visto, de acuerdo a la temática o trama de la película. 
Al llegar a mi casa torturaba a mi hermana contándole la película de punta a punta. Sabía que a ella no le gustaba que se las contara y que me escuchaba sólo un tercio de lo que decía, o casi nada, pero mi entusiasmo vencía su indiferencia.
La sala de cine era un refugio, un templo donde todo era posible, (tenía esa estructura monumental y hoy es un templo Evangelista, nada es casual). 
Todas las películas de mi infancia me han influenciado. 
Todas tenían lo que busco hoy en el cine.
Fue en ese tiempo que me dije “Que lindo sería hacer películas. Hacerlas y verlas sería como vivir esas historias”.
En la secundaria unos compañeros dibujaban historietas de ciencia ficción en papel vegetal y las proyectaban en una pared con sonido grabado en los viejos cassettes. Eso me impulsó y entonces los convencí de hacer una película.
Allí empecé a filmar en Super 8, (con la cámara de un entrañable amigo, Cesar Belfanti, quien hoy es el diseñador gráfico de Bronce, mi próxima película a estrenar).
Luego de varios intentos fallidos, filmamos cuatro rollos y sólo uno salió bien, sentí mi primer frustración y abandoné la idea.
A los 18 años me fui a Córdoba, con intenciones de quedarme a vivir allá, por una posibilidad de trabajo. Finalmente una tarde tirado en la cama, se iluminó de nuevo mi deseo de hacer películas, y fue definitivo.

Me dije: vuelvo a Rosario a estudiar cine. 
“Quiero hacer películas para volver a soñar. La vida ya me demostró que nunca sería como en la películas"

Después de varias realizaciones propias y de haber participado en muchos rodajes de otros colegas, hoy puedo decir:

Con esta película, con BRONCE, vuelvo a ser quien fui: 
Un niño en una sala enorme y oscura que sueña.


Cine América - Av. San Martín 3227 - 1992
Si el Ambasador era grande, las 1400 butacas del América lo dejaban así de chiquito.
Nacido en 1920, tuvo un par de reformas en 1936 y 1944.
Desde mayo de 1945 lo dirigen Juan Gonella primero y la Sociedad Exhibidora Rosarina después, hasta que con "Rocky lll" y James Bond en "Moonraker", se cierra el 29 de setiembre de 1982.
Foto: Jorge Malla
Fuente: Daniel Grecco